La Plata, noviembre de 2015

EL CONCEJO DELIBERANTE EN USO DE LAS FACULTADES EMERGENTES DE LA LEY ORGÁNICA DE LAS MUNICIPALIDADES
SANCIONA EL SIGUIENTE PROYECTO DE:

R E S O L U C I Ó N

ARTICULO 1º. Regúlese en el Partido de La Plata, la instalación de antenas de radiofrecuencias, para la prestación de servicios y aplicaciones de comunicaciones móviles y todo servicio y/o aplicación que opere en el rango de frecuencias establecido en la presente ordenanza, sean éstas emisoras o receptoras, y de todo tipo de estructuras de soporte de las mismas, sujeto a las normas de salud, medioambiente y al Principio de Precaución.

La presente norma rige para los sistemas radioeléctricos que operan en la frecuencia superior a 200 MHZ.

Para la instalación de dichas antenas, se deberá obtener el correspondiente permiso otorgado por el Organismo Municipal competente, previo cumplimiento de todos los recaudos establecidos en la presente Ordenanza y en las normas reglamentarias que se dicten para su aplicación.

ARTICULO 2º. Quedan exceptuadas de esta regulación la instalación de antenas de radioaficionados, antenas de uso domiciliario instaladas por particulares sin ánimo de lucro y los equipos de telecomunicación de defensa nacional, la seguridad pública, defensa civil, bomberos, salud.

Las transmisiones y aplicaciones de los servicios contemplados en el presente artículo, que operen en el rango de frecuencias establecido en el Art. 1, deben ser consideradas  contribuyentes al nivel total de densidad de potencia de exposición de la población, y serán computadas para el cálculo del nivel de inmisión, e incluidas en las mediciones de los artículos 8, 10 y 17.

ARTICULO 3º. Todo permisionario de una antena, está obligado a su costo y cargo, a  conservar y mantener la estructura de soporte y antena, y al desmantelamiento de la misma, cuando ésta deje de cumplir su función para la que fue instalada o se le revoque el permiso o hubiere vencido el plazo por el cual fue otorgado.

Todo permisionario que utilice una estructura soporte de antena para la prestación de servicios de telecomunicaciones debe brindar coubicación a otras empresas prestadoras de servicios.

DEL REGISTRO DE PRESTADORES DE SERVICIOS DE TELEFONIA CELULAR Y RADIOCOMUNICACIONES

ARTICULO 4º. Los prestadores de Servicios de Telefonía Móvil y Radiocomunicaciones, deberán registrarse en el Registro Municipal de Prestadores dependiente de la Dirección de Planeamiento, en el cual deberán inscribirse todas aquellas personas físicas o jurídicas descriptas en el artículo 1º.

DE LA LOCALIZACION

ARTICULO 5º. Las antenas se podrán instalar sobre terraza, terreno natural, luminarias y pared con las siguientes estructuras de soporte:

Inc. a) Sobre terreno natural: Monoposte autosoportado, mástil autosoportado y mástil arriostrado.

Inc. b) Sobre terraza: Un mástil autosoportado de hasta 15 mts. de altura y de un mínimo de 8 mts. de altura,  considerándose  la terraza como “una (1) unidad”, en la cual no podrá instalarse más de una estructura.

Inc. 3) Sobre pared y luminarias: solamente se permitirán antenas y equipamiento asociado de  dimensiones y capacidad de emisión reducidas conforme a su localización, a los que en adelante se referirá indistintamente como Microceldas (según características especificadas en Artículo 8 y Artículo 10 inciso 8), a  una altura mínima de 6 metros contados desde el nivel 0.00 del piso y  a una distancia mínima de exposición poblacional permanente o temporal que cumplimente con los límites establecidos en el artículo 17.

ARTICULO 6º. Queda prohibida la instalación de antenas y estructuras soporte de antenas reguladas por la presente norma, en:

Inc. a) Plazas, plazoletas, parques y ramblas.

Inc. b)Inmuebles ubicados frente a plazas.

Inc. c) Inmuebles donde funcionen

    1. establecimientos educacionales de cualquier nivel
    2. templos religiosos
    3. clubes e instituciones intermedias
    4. centros de salud en todas sus escalas
    5. hogares y/o asilos de niños o ancianos
    6. centros de ayuda a pacientes oncológicos

Inc. d) Inmuebles catalogados con valor patrimonial.

Inc. e) Terminales o cabeceras de ómnibus o trenes

Inc. f) Arroyos, canales y espejos de agua naturales o artificiales donde se compruebe afluencia de personas.

Inc. g) A menos de 100 metros de los lugares citados en 1, 2, 3, 5 y 6.

Inc. h) A  menos de 100 metros de viviendas donde se compruebe, mediante certificado médico, que habite algún paciente oncológico.

En los indicados en el numeral inc. c) d sólo se podrán instalar antenas para los sistemas de radiocomunicaciones propios del centro de salud.

ARTICULO 7º. En el Casco Fundacional sólo se podrán instalar antenas sobre edificios, las que deben cumplir con los siguientes requisitos:

Inc. a) Instalarse sobre edificios de un mínimo de 10 pisos, los que se usarán  como basamento reductor,  siendo la altura máxima permitida de la antena y su estructura de soporte de veinticinco (25) metros y la altura mínima del plano de antenas más bajo de nueve (9) metros, medidos a partir de la cota de azotea del edificio hasta el plano de emisión de la antena más cercana al nivel del suelo.

Inc. b) La presencia de edificaciones cercanas  al lugar de emplazamiento debe ser evaluada de manera de asegurar el cumplimento de los niveles de exposición poblacional establecidos en el artículo 17,  mediante la aplicación de los recursos técnicos necesarios, especialmente en los niveles altos. El nivel máximo de inmisión debe cumplirse en todo lugar habitado.

Inc. c) Si el lugar de emplazamiento o las características técnicas de las antenas no logran cumplimentar con lo establecido en el artículo 17, deberá descartarse la instalación de las mismas.

Inc. d) Puede haber una sola estructura de soporte (en adelante torre) por edificio.

Inc. e) El total de antenas colocadas en cada torre no debe generar una densidad de potencia radiada mayor a 10 uW/cm2 (microvatios/cm2) en las inmediaciones con exposición poblacional temporal o permanente, debiéndose realizar las mediciones necesarias para garantizar el nivel de inmisión establecido en el artículo 17.

Inc. f) Se debe garantizar la seguridad para las personas que acceden a la parte superior del edificio.

Inc. g) Debe mediar una distancia mínima entre las torres que cumplimente con los límites de exposición establecidos en el artículo 17.

Inc. h) Se podrán instalar Microceldas  sobre pared  y sobre luminarias con estructuras de soporte previamente aprobado por dictamen de la Dirección de Planeamiento (según características especificadas en Artículo 5.3, Artículo 8 y Artículo 9.8)

ARTICULO 8º. Fuera del Casco Fundacional sólo se podrán instalar antenas en las siguientes condiciones: Se permitirá su localización -sobre terreno natural, sobre terraza, sobre luminarias  y sobre pared- en las Zonas designadas por el Código de Usos del Suelo y Ordenamiento Territorial vigentes, como: Corredores, de Usos Específicos, de Articulación, Residenciales Mixtas, Industriales, Rurales y de Reserva Urbana.

ARTICULO 9º. En las zonas explicitadas en el Artículo 8º, se podrán instalar soportes de antenas en las siguientes condiciones:

  1. Instalarse sobre terrazas de propiedades de modo que la altura mínima, medida desde el nivel 0.00 hasta el punto de emisión  de la antena sea superior a los 25 metros y la altura mínima medida desde la cota de la azotea de la propiedad sobre la que se encuentra hasta el plano de la antena más cercana al nivel del suelo sea de nueve (9) metros.
  2. La presencia de edificaciones cercanas al lugar de emplazamiento debe ser evaluada de manera de asegurar el cumplimento de los niveles de exposición poblacional establecidos en el artículo 17,  mediante la aplicación de los recursos técnicos necesarios, especialmente en los niveles altos habitados.
  3. Una sola torre por terraza y propiedad.
  4. El total de antenas colocadas en cada torre no debe generar una densidad de potencia radiada mayor a 10 uW/cm2 (microvatios/cm2) en las inmediaciones con exposición poblacional temporal o permanente, debiéndose realizar las mediciones necesarias para garantizar el nivel de inmisión establecido en el artículo 17.
  5. Se debe garantizar la seguridad para las personas que acceden a la parte superior del edificio.
  6. Debe mediar una distancia mínima entre las torres que cumplimente con los límites de exposición establecidos en el artículo 17.
  7. Sobre terreno natural, se podrán localizar:
  8. únicamente en parcelas baldías de superficie mínima de diez mil (10.000) metros cuadrados y un lado mínimo igual o mayor a cien (100) metros.
  9. la torre podrá tener una altura mínima de 30 metros y una altura máxima de 50 metros, se deberá implantar a una distancia no menor a los 50 metros medidos entre el centro de dicha estructura y los ejes divisorios de la parcela (línea municipal y ejes medianeros).
  10. se podrá colocar una sola torre por terreno.
  11. Debe mediar una distancia mínima entre las torres que cumplimente con los límites de exposición establecidos en el artículo 17.
  12. El total de antenas colocadas en cada torre no debe generar una densidad de potencia radiada mayor a 10 uW/cm2 (microvatios/cm2) en las inmediaciones con exposición poblacional temporal o permanente, debiéndose realizar las mediciones necesarias para garantizar el nivel de inmisión establecido en el artículo 17
  13. Sobre pared y sobre luminarias: Se podrán instalar Microceldas sobre pared  y sobre luminarias con estructuras de soporte previamente aprobadas por dictamen de la Dirección de Planeamiento, (según características especificadas en Artículo 5.3, Artículo 8 y Artículo 9.8).

ARTICULO 10º. Las antenas no podrán poseer camuflajes y/o barreras de mitigación, con excepción de las condiciones particulares contempladas en el presente artículo. El tratamiento arquitectónico (Artículo 13) no debe interferir con el funcionamiento adecuado de los sistemas de comunicaciones, no debe ocasionar un incremento de la potencia transmitida por las antenas de red ni por lo dispositivos móviles operando en la red, y debe permitir una fácil identificación de las antenas, torres o microceldas por parte de la población expuesta.

ARTICULO 11º. En caso de que eventos posteriores e independientes al emplazamiento de las antenas constituyan un conflicto con lo establecido en el artículo 6 (incisos 3 y 8) y artículo 17, se permitirá el uso de barreras de mitigación, por un plazo máximo no prorrogable igual a 12 meses, durante el cual deberá evaluarse y efectivizarse la reubicación.

DE LOS REQUISITOS TECNICO CONSTRUCTIVOS Y DE SEGURIDAD

ARTICULO 12º. El prestador de servicios de telefonía móvil o radiocomunicaciones será responsable de todo daño ocasionado por:

  1. Deficiencias en el mantenimiento y  aplicación de medidas de seguridad en la instalación de antenas, equipamiento asociado y estructuras de soporte, sean estas últimas propias del equipamiento y/o las establecidas en la presente ordenanza.
  2. Funcionamiento inadecuado de las antenas y equipamiento asociado que afecte al medioambiente y/o a la salud.

ARTICULO 13º. Las torres o estructura de soporte de las antenas o microceldas deberán tener un tratamiento arquitectónico integrado con el paisaje circundante, a fin de atenuar el impacto visual.

ARTICULO 14º. Las torres de antenas colocadas sobre edificios, deberán  asentarse a una distancia no menor de cinco (5) metros desde el centro de la estructura a los ejes de la parcela. (Ejes medianeros y LM).

ARTICULO 15º. En toda instalación de soporte y antena, deberán existir los elementos indispensables de seguridad, a fin de evitar el acceso de público. Todas las instalaciones deberán contar con señalización que informe de la existencia de la antena, datos de la empresa prestadora del servicio, seguro, teléfonos de contacto, teléfonos de emergencias, así como el vallado correspondiente demarcando la instalación y el perímetro de inaccesibilidad.

ARTICULO 16º. Toda estructura deberá resistir el impacto de vientos de  hasta 200 km/h

ARTÍCULO 17º. En todos los casos, la medición de base para las radio frecuencias de entre 200MHZ y 10000 MHZ debe ser tal que asegure una exposición poblacional  temporal o estable menor a 10uW/cm2 (microvatios/cm2), medidos con equipo selectivo de frecuencias. Si los prestadores de servicios de radiocomunicaciones fuesen habilitados por la normativa correspondiente para operar en frecuencias no incluidas en el intervalo explicitado, la medición de base deberá contemplar la inclusión de  dichas frecuencias.

DEL PROCEDIMIENTO DE APROBACION DE LAS SOLICITUDES

ARTICULO 18º. La factibilidad de localización será otorgada por la Secretaría de Gestión Pública.

A los efectos de tramitar dicha factibilidad el interesado deberá presentar:

  • Datos personales o acreditación de la personería solicitante.
  • Constancia de inscripción en el Registro.
  • Identificación catastral de la parcela en la que se llevará a cabo la instalación.
  • Fotocopia autenticada del título de propiedad del predio.
  • Fotocopia autenticada del contrato de locación del predio, o autorización del propietario del predio o del Consorcio de Propietarios en caso de Propiedad Horizontal.
  • Nota de compromiso firmada por el propietario del predio o Consorcio de Propietarios y locatario o autorizando al uso del predio, donde se obliguen al retiro de las instalaciones cuando éstas dejen de ser utilizadas, cualquiera sea el motivo.
  • Constancia municipal de haber cumplimentado con el Registro de Oposiciones.

– Planos técnicos acotados y en escala, firmados por Profesional competente:

  • De implantación.
  • De planta cortes y vistas de la instalación.
  • De detalle.
  • De estructuras y cálculos de las mismas.
  • En caso que la instalación sea prevista utilizando basamentos reductores deberá presentarse documentación técnica de la admisión de carga, generada por la instalación a emplazar sobre el edificio.
  • Planos y planillas de cálculo de estructura con memoria técnica y con resistencia a vientos de 200 km/h realizados por un profesional competente.
  • Fotomontaje con cuatro tomas explicativas de la mitigación del impacto visual por medio de la colocación.

El Profesional interviniente, será responsable por los daños que puedan ocasionarse, por deficiencias de proyecto y/o cálculos presentados.

El Estudio de Impacto Ambiental, será requerido, evaluado y aprobado por la Autoridad provincial competente en la materia. En caso contrario se realizará  a  través del Municipio y antes del otorgamiento del permiso de instalación.

ARTICULO 19º. Para el otorgamiento del permiso de instalación se deberá presentar la siguiente documentación:

  1. Factibilidad de localización otorgada por el Municipio.
  2. Certificado de aprobación de la estructura soporte de la antena y antena, emitido por la Fuerza Aérea Argentina, Aeropuerto de Ezeiza y Aeropuerto de La Plata específicamente con referencia a la altura de las instalaciones desde la cota 0, o sobre la edificación existente.
  3. Certificación de los niveles de recepción y emisión con los que operan los equipos, indicando puntualmente potencia y frecuencia  de Antena.
  4. Final de obra de las instalaciones otorgado por la Dirección de Coordinación de Obras Particulares.
  5. Certificado habilitante de funcionamiento otorgado por la Comisión Nacional de Comunicaciones o el Comité Federal de Radiodifusión, según corresponda.
  6. Para antenas de Telefonía Móvil, declaración jurada de Altas de Estaciones Radioeléctricas de la solicitud presentada ante la Comisión Nacional de Comunicaciones donde se especifique que dicha estación será integrada a la red autorizada por ese Organismo, comprometiéndose a presentar copia de la autorización definitiva y el certificado expedido por la Fuerza Aérea Argentina.
  7. Seguro de Responsabilidad Civil y contra todo riesgo, ante eventuales daños que pueda ocasionar el dispositivo instalado.
  8. Permiso de Instalación y funcionamiento emitido por Autoridad Provincial competente.

ARTICULO 20º. No se autorizarán antenas cuya instalación se haya iniciado antes de la otorgación del permiso.

INSPECCIONES

ARTICULO 21º. Una vez instalada la antena y en funcionamiento, el permisionario deberá hacer realizar dentro de las primeras 24 hs de la puesta en actividad, una medición de campo, y luego, semestralmente, un informe técnico sobre el estado de la estructura soporte y mediciones de campo, lo cual deberá ser presentado ante el Departamento Ejecutivo.

Con los datos obtenidos, los prestadores de servicios de radiocomunicaciones, deberán confeccionar un mapa denominado MAPA DE RADIACION en el cual se representen los valores de densidad de potencia (uW/cm2) en todo el territorio del distrito, determinando los “Lugares sensibles” y “puntos calientes” que requieran protección especial.

El informe técnico, las mediciones y la conformación del MAPA DE RADIACION serán certificadas por Profesional competente designado por el Departamento Ejecutivo o en Organismo Técnico acreditado por la CNC (Comisión Nacional de Comunicaciones), siendo los costos de dichas tareas a exclusivo cargo del permisionario y deberán ser puestas a disposición del público en la página Web del Municipio.

La Municipalidad verificará la realización de los informes técnicos y mediciones que deberán efectuarse en tiempo y forma y los resultados de los mismos, mediante las inspecciones periódicas pertinentes.

La falta de cumplimiento de lo establecido en el presente Artículo, como así también la alteración de las condiciones tenidas en cuenta para el otorgamiento del permiso de instalación, facultará a la Municipalidad a la inmediata revocación del mismo.

Control vecinal

Artículo 22º. El Departamento Ejecutivo creará y pondrá en actividad dentro de los 90 días de sancionada la presente ordenanza,  un Organismo de Contralor  con las siguientes facultades:

  1. Llevar adelante un sistema de mediciones fiables y periódicas de la potencia real de las emisiones de radiofrecuencia que aseguren el cumplimiento de las normativas, el que estará a cargo de personal especializado competente designado por el Departamento Ejecutivo y de al menos dos (2) ONGs argentinas, con Personería Jurídica, reconocidas por su trayectoria en favor del bienestar común, en forma conjunta.
  2. Ingresar, para la realización de los controles, a los predios dónde se encuentren instaladas las antenas y/o equipamiento asociado.
  3. Labrar actas de infracción, clausurar, desmantelar antenas y/o equipamiento asociado, cuando se verifique incumplimiento con lo establecido en la presente ordenanza.
  4. Atender y dar curso inmediato a las denuncias de los vecinos sobre posibles infracciones a lo establecido en la presente ordenanza.
  5. Brindar capacitación e información a la población sobre efectos a la salud y al medioambiente de radiaciones no ionizantes, y uso responsable de celulares y tecnologías de radiofrecuencia.

Los resultados de dichos controles y actividades del Organismo de Contralor se publicarán periódicamente en la página Web del municipio.

Las ONGs participantes en dicho control se inscribirán en un registro que se habilitará para tal fin. Se encargarán de la tarea por períodos no menores a un (1) año y no mayores a dos (2) años. Serán propuestas   por los vecinos y podrán ser votadas juntamente con el Presupuesto Participativo.

En caso de suspenderse el sistema de propuestas y voto del Presupuesto Participativo, se deberá implementar un sistema que asegure la postulación y elección libre de dichas ONGs por parte de la ciudadanía local.

Artículo 23º. Cualquier persona física o jurídica, con domicilio legal y real en el Partido de La Plata, puede encargar por su cuenta y cargo, y sin  previo aviso, la medición de densidad de potencia radiada  de una o más antenas para telefonía celular ubicadas dentro del partido de La Plata y presentar los resultados, de resultar violatorios de lo establecido en la presente Ordenanza,  a las autoridades municipales correspondientes junto a una denuncia formal, siempre y cuando se cumplan estos requisitos:

  1. la medición debe ser realizada por personal idóneo y con la aparatología adecuada.
  2. hacerse frente a escribano público, y registrada en acta notarial.
  3. deberá solicitarse permiso  a la/s empresa/s concesionarias (y éstas deben concederlo) en caso de que para efectivizar la medición deba ingresarse al predio privado.

ARTÍCULO 24º.  La denuncia realizada por persona física o jurídica, acompañada de la documentación indicada en Art. 23 (constancia de medición y acta notarial), será suficiente motivo para que la justicia de faltas local obre en consecuencia y pueda ordenar la revocación del permiso y desmantelamiento de la/s antena/s, además de aplicar las sanciones y multas a que hubiere lugar.

REVALIDACION DEL PERMISO

ARTICULO 25º. El permiso deberá ser revalidado cada año. Para tal efecto deberá presentarse revalidación de certificado de aptitud ambiental y urbanística; comprobante de pago de tasa de inspección de antena; comprobación en base a las mediciones establecidas en la presente Ordenanza.

DISPOSICIONES GENERALES

ARTICULO 26º. El permiso otorgado para la instalación de antenas, será de carácter precario, quedando obligado el permisionario al retiro de las mismas, cuando lo determine el Departamento Ejecutivo por motivos fundados en razones de seguridad y/o salubridad.

ARTICULO 27º. La factibilidad y/o permiso otorgado por la presente Ordenanza, no exime al permisionario del cumplimiento de las obligaciones impuestas, por disposiciones de orden Nacional o Provincial, existentes o a dictarse.

ARTICULO 28º. Las personas físicas o jurídicas, permisionarias de servicios de radiodifusión y tele y radiocomunicaciones, que utilicen estructuras y antenas reguladas por la presente Ordenanza, son responsables tributarios, debiendo abonar a la Municipalidad de La Plata, a partir de la vigencia de la presente, el o los tributos que se establezcan en la Ordenanza Fiscal Impositiva.

ARTICULO 29º. Se creará y reglamentará un Registro de Oposiciones destinado a recepcionar las sugerencias u observaciones de la vecinos de la zona, con respecto a los perjuicios que pudieran causar la instalación y/o funcionamiento de la/s antena/s. El mismo debe incluir la publicación en los diarios locales de mayor tirada y la colocación de un cartel en el sitio que se destinará a la colocación de la/s antena/s, informando sobre el emprendimiento proyectado e incluyendo nombre de la empresa, tipo, altura y número de antenas, orientación y las demás medidas que se consideren apropiadas; esto deberá hacerse al menos 30 días antes de tramitarse la factibilidad de localización ante el Municipio.

ARTICULO 30º. Queda prohibida la inclusión de cualquier tipo de publicidad en cualquiera de sus formas, en este tipo de instalaciones.

ARTICULO 31º El incumplimiento de lo dispuesto en los párrafos precedentes, en tiempo y forma, previa intimación por parte de la Municipalidad, autorizará a ésta a disponer el retiro de dichas instalaciones a costo y cargo del titular de la autorización o permiso, sin perjuicio de la aplicación de las sanciones que correspondan de acuerdo a lo normado en el Código de Contravenciones.

ARTICULO 32º. Se habilita al Departamento Ejecutivo, con el fin de brindar una mayor seguridad a la población,  a crear un organismo municipal que se ocupe de la instalación y/o provisión de las antenas, asegurando los parámetros regidos en la presente Ordenanza, y cuyos costos serán solventados por las empresas concesionarias.

ARTICULO 33º. El Departamento Ejecutivo  creara un fondo proveniente de las tasas que abonan los permisionarios equivalente al 5 % del monto bruto recaudado destinado a solventar el funcionamiento del sistema de mediciones según Artículo 21º, y campañas informativas en las instituciones educativas de nivel primario y secundario, público y privado, con la finalidad de concientizar a la población infantil sobre los potenciales daños a la salud derivados del uso indebido de los teléfonos celulares y cualquier otro dispositivo equivalente, todo con una finalidad precautoria y de acuerdo a los mandatos de las Organización Mundial de la Salud (OMS).

DISPOSICIONES TRANSITORIAS

ARTICULO 34º. Las personas físicas o jurídicas, que tengan instaladas en el Partido de La Plata, estructuras soporte y antena regulada en la presente Ordenanza, sin la correspondiente autorización municipal, tendrán un plazo máximo de sesenta (60) días corridos, contados a partir de la promulgación de la presente, para inscribirse en el REGISTRO DE PRESTADORES DE SERVICIOS DE TELEFONIA CELULAR Y RADIOCOMUNICACIONES y para presentar la documentación técnico legal requerida, a los efectos de obtener la factibilidad de localización y el permiso de instalación pertinente para su funcionamiento.

ARTICULO 35º. Los responsables de las estructuras y antenas instaladas con o sin permiso municipal, que no puedan cumplir con las pautas de localización establecidas en esta Ordenanza, y sin perjuicio del cumplimiento del resto de las condiciones establecidas en esta norma, tendrán un plazo máximo, a partir de la promulgación de la presente, para proceder a su readecuación y relocalización.

Inc. a) Para el caso de empresas prestadoras de servicios de telecomunicaciones el plazo será de doce (12) meses para la readecuación y veinticuatro (24) meses para la relocalización.

Inc. b) Para el resto, el Departamento Ejecutivo establecerá el plazo de adecuación en función de las diversas prestaciones.

Inc. c) En cualquier caso y desde su puesta en funcionamiento, las antenas afectadas por procesos de readecuación y/o relocalización deberán ajustarse a las potencias de emisión reglamentadas por la presente ordenanza.

Inc. d) La readecuación y/o relocalización de las antenas debe efectuarse de manera que la  intensidad de emisión total, medida a frecuencias mayores a 200 MHZ, sea disminuida en relación a los valores anteriores a el/los cambios.

Inc. e) No se permitirán readecuaciones y/o relocalizaciones de antenas  que impliquen un aumento en la intensidad de emisión total a los valores anteriores a el/los cambios medido a frecuencias mayores a 200 MHZ.

Inc. f) La readecuación y/o relocalización en los plazos establecidos deberá efectuarse de forma proporcional al transcurso del tiempo, de manera que cualquier fracción del plazo transcurrida deba corresponderse con una fracción igual o superior al total de antenas relocalizadas y/o readecuadas.

Inc. g) En caso de no cumplirse lo establecido en el artículo 34.6, el Municipio implementará multas por montos que establecerá como adecuados para el cumplimiento de la presente ordenanza.

Inc. h) Vencido el plazo, el que operará por el solo transcurso del tiempo, sin que se hubieren completado los recaudos exigidos por las disposiciones de la presente norma, el permisionario deberá proceder en 24 horas al retiro de la totalidad de las instalaciones;  en caso de incumplimiento, lo hará el Municipio, dentro de las 72 hs.  posteriores a dicho vencimiento, a costo y cargo del permisionario.

Inc. i) En virtud del Principio de Precaución, no se concederán prórrogas a dichos plazos.

ARTICULO 36º. A partir de la promulgación de la presente Ordenanza, el municipio iniciará en forma inmediata, a través del área correspondiente,  un relevamiento de todas las antenas instaladas en el Partido de La Plata, habilitadas o no, y verificará su funcionamiento, sobre todo para aquellas que se hallen camufladas u ocultas, lo cual en principio y hasta tanto se halle funcionando el Sistema de mediciones según lo establece Artículo 21, puede realizarlo solicitando el apoyo de los organismos provinciales o nacionales de control.

Inc. a) Los resultados del relevamiento que demuestren la existencia de antenas no declaradas derivarán en la inmediata clausura de las instalaciones y la intimación a las empresas responsables de éstas a cesar  las transmisiones dentro de las 24 hs.

Inc. b) Las antenas no declaradas y cuyos responsables hayan suspendido las emisiones según lo establecido en el punto 35.1, podrán hacer uso de lo normado en el Artículo 33.

Inc. c) Las antenas no declaradas y cuyos responsables no hayan cesado las emisiones según lo establecido en el punto 35.1, serán desmanteladas por el municipio, siendo los costos a cargo de las empresas responsables de la instalación anómala.

Inc. d) Las antenas no declaradas y cuyos responsables no hayan podido ser ubicados en un plazo de 72 hs., serán desmanteladas por el municipio pudiendo ser los costos de tales tareas a cargo del propietario del inmueble dónde se halle la instalación en cuestión.

ARTICULO 37º. Autorízase al Departamento Ejecutivo a realizar las gestiones pertinentes para el cobro de  los importes adeudados por las empresas prestadoras del servicio de radiotelefonía.

ARTICULO 38º. La presente norma regirá a partir del momento de su sanción.

ARTÍCULO 39º. La presente Ordenanza será modificada o revocada y reemplazada solamente sí necesidades de seguridad y/o planificación urbana, y/o salubridad de la población lo requieren y solo si son más estrictos, aplicando el principio de progresividad.

ARTICULO 40º. Derógase la Ordenanza Nº 10414

ARTICULO 41º. De forma.

F U N D A M E N T O S

La presente Ordenanza surge como consecuencia de la inquietud vecinal por los efectos que las emisiones no ionizantes tienen sobre la salud humana, lo cual ha derivado en constantes y abundantes reclamos para  que no se emplacen  antenas en diversos puntos del Partido de La Plata.

Los reclamos vecinales van desde denuncias ante el  Municipio hasta presentaciones Judiciales, pasando por  manifestaciones públicas de diversa índole. El malestar general va en aumento.  En la mayoría de los casos los vecinos argumentan que hay suficiente documentación científica para justificar la aplicación  del Principio Precautorio e incluso el Principio Preventivo.

En el transcurso del 2015 surgieron en Argentina dos fallos a favor de la presentación de vecinos en un caso, y de una ONG en el otro, que ordenan el desmantelamiento de las antenas en cuestión y fueron fundamentados en el Principio Precautorio (Amparo Salta torres-marcela-maria-castaneda-carlos-y-otros-contra-amx-argentina-s.r.l.-telecom-personal-s.a(1)) y en el Principio Preventivo (causa 540-15 “Asociación Civil Salud Ambiental c/Club Equitación B.Bca.- Telefónica Móviles Arg. S.A. y Municipalidad de bahía Blanca s/amparo. Fallo del 16 de octubre de 2015), este último ordena también investigar al intendente y otros por “la posible comisión de delitos de acción pública, tales como violación omisión o retardo de los deberes de funcionario público”.

Corresponde al Municipio mantener el ornato y la salubridad; así lo estipula la Constitución de la Provincia de Buenos Aires[i]; pertenece al Concejo Deliberante la sanción de Ordenanzas y disposiciones, y estas Ordenanzas “… deberán responder a los conceptos de ornato, sanidad, asistencia social, seguridad, moralidad, cultura, educación, protección, fomento, conservación y demás estimaciones encuadradas en su competencia constitucional que coordinen con las atribuciones provinciales y nacionales” , tal lo indica la Ley Orgánica de las Municipalidades.[ii]  Además, “Corresponde a la función deliberativa municipal reglamentar: (…) 17. – La prevención y eliminación de las molestias que afecten la tranquilidad, el reposo y la comodidad de la población, en especial las de origen sonoro y lumínico, así como las trepidaciones, la contaminación ambiental y de los cursos de agua y el aseguramiento de la conservación de los recursos naturales.” [iii]

Por lo expuesto, el Municipio puede y debe, en virtud del bienestar público que comprende la salubridad ambiental, el desarrollo sustentable, la tranquilidad de la población, entre otros, “Desarrollar una política de control ambiental sobre la actividad industrial y comercial en base a la adopción de tecnologías, procesos, productos y servicios que permitan armonizar el desarrollo económico, social y la protección ambiental”, siendo ésta última una  de las atribuciones y funciones que la Ordenanza 10462 concede a la Agencia Ambiental La Plata, en su Artículo 3º inciso 9.

El Municipio, al promulgar la presente  Ordenanza, no se opone a disposiciones o leyes nacionales ni provinciales, pues no impide la instalación de antenas ni las comunicaciones, si no que regula su instalación en cumplimiento de las obligaciones que le son inherentes, las que surgen de la Constitución Nacional, la Constitución de la Provincia de Buenos Aires, La Ley 25.675 de Política Ambiental Nacional, La Ley Orgánica de las Municipalidades , el Principio Precautorio  y los Principios de Congruencia, Prevención, Equidad Intergeneracional y Sustentabilidad que incluyen la Ley 25.675. Además debe tenerse en cuenta que la Provincia de Buenos Aires nunca delegó a la Nación la potestad de Policía Ambiental.

Se reconoce aquí la necesidad e importancia de las comunicaciones para la sociedad. Por  ello, para la redacción de este documento se ha investigado toda la bibliografía existente que se consideró seria, se recurrió incluso a trabajos científicos que no son de acceso público, fueron consultados expertos del extranjero como el Dr. Álvaro Augusto  Salles, reconocido internacionalmente por sus investigaciones,  y su colaborador el Ingeniero electrónico Prof. Claudio Enrique Fernández, investigador de la interacción de las ondas electromagnéticas   y la salud humana desde 1996, ambos de Brasil; se pidió asesoramiento técnico al Ingeniero José Bravo, argentino, de amplia trayectoria en diferentes empresas de telecomunicaciones a nivel internacional; se contó con la colaboración  personal de  estudiantes avanzados de la UNLP en las carreras de Ecología y Bioquímica, y con la asistencia del reconocido abogado ambientalista Dr. Guillermo Espinosa Viale, (todos donaron su colaboración). Fueron leídos y analizados distintos proyectos de ordenanzas presentados en el pasado en este Municipio y  La ley 8896 del municipio de Porto Alegre, Brasil. Se tomó nota  de los valores  del monitoreo continuo del Sistema de Asesoramiento Técnico que asiste a la Federación Argentina de Municipios.

De todo lo investigado se llegó a la composición de la presente Ordenanza, cuya aplicación permitirá perfectamente las comunicaciones dentro del Partido de La Plata y mantendrá al total de la población  por debajo de los límites máximos de exposición a radiaciones no ionizantes considerados seguros por la Conferencia de Salzburgo.

Nada aquí es inviable. Desde luego la  relocalización (en algunos casos) y readecuación de las antenas significará un costo para las empresas concesionarias, pero esto no puede anteponerse a la salud humana.

El Principio Precautorio, fue incorporado a la Legislación argentina a través de la Ley 25.675 de Política Ambiental, dónde se define en el Art. 4º: “Principio precautorio: Cuando haya peligro de daño grave o irreversible la ausencia de información o certeza científica no deberá utilizarse como razón para postergar la adopción de medidas eficaces, en función de los costos, para impedir la degradación del medio ambiente.”[iv]

Cabe acotar que “el principio de precaución se aplica en todo aquello que supone resguardar derechos humanos y privilegia la hipótesis de que suceda lo peor, un daño irreversible, aún en muy largo plazo” (Aída Kemelmajer de Carlucci)[v]

El derecho a la salud, es un derecho humano.

Y si el mayor costo no puede ser antepuesto al riesgo para la salud, la calidad de las comunicaciones tampoco es verdadero motivo para que las empresas se opongan a esta Ordenanza. Basta tener en cuenta que en varios barrios de La Plata la concesionaria del servicio telefónico se niega a colocar nuevas líneas tradicionales, aludiendo que las centrales están completas; en su lugar ofrece celulares domiciliarios con tarifas similares a teléfonos fijos. Este sistema, de muy bajo costo para las empresas, brinda por lo general un servicio sumamente deficiente, aún en las zonas con más señal; llegando incluso a ser, en ocasiones,  totalmente ineficaz ante situaciones de emergencia. La situación la conocen perfectamente dada la lluvia de reclamos que enfrentan. Sin embargo siguen ofreciendo este tipo de prestación. Claro queda que no están priorizando la calidad de las comunicaciones y sí el beneficio económico de la/s empresa/s.

Además, las comunicaciones no son posibles exclusivamente en forma inalámbrica; antes de 1989 nos manejábamos con teléfono e Internet por cables, y no estábamos incomunicados. Eso sí, los usuarios gastábamos mucho menos.

Aún así, como ya se explicó, la aplicación de esta Ordenanza no disminuirá la calidad de las comunicaciones tal como hoy se entiende.

Es de suma importancia detenerse en la Ley 25.675 pues en su Artículo 3º dice: La presente ley regirá en todo el territorio de la Nación, sus disposiciones son de orden público, (operativas[vi]) y se utilizarán para la interpretación y aplicación de la legislación específica sobre la materia, la cual mantendrá su vigencia en cuanto no se oponga a los principios y disposiciones contenidas en ésta.”

Teniendo en cuenta que esta Ley promulga, en su Artículo 2º  que, “La política ambiental nacional deberá cumplir los siguientes objetivos:”  y dentro de éstos hallamos: “b) Promover el mejoramiento de la calidad de vida de las generaciones presentes y futuras, en forma prioritaria;”[vii],  que en el Artículo 4º, bajo el título “Principios de la política ambiental” dice: “La interpretación y aplicación de la presente ley, y de toda otra norma a través de la cual se ejecute la política Ambiental, estarán sujetas al cumplimiento de los siguientes principios:” y finalmente que el primero de esos principios es el de Congruencia, el cual indica: “ La legislación provincial y municipal referida a lo ambiental deberá ser adecuada a los principios y normas fijadas en la presente ley; en caso de que así no fuere, éste prevalecerá sobre toda otra norma que se le oponga.”[viii]

Entonces, en Congruencia con la Ley 25.675 y a la luz  de:

  1. Los estudios científicos que demuestran los efectos negativos para la salud de las emisiones no ionizantes por debajo de los niveles permitidos actualmente
  2. Que la preservación del medioambiente tiene como fin el bienestar humano, y la salud de las personas no es ajena a esta tarea
  3. Que en el Manual de “Radiación de radiofrecuencias: consideraciones biofísicas, biomédicas y criterios para el establecimiento de estándares de exposición”, uno de los dos fundamentos de la normativa argentina sobre los límites de exposición a las radiaciones no ionizantes, se halla en la pág. 37, punto 4.5, Otros mecanismos de interacción:

“Presman postuló (116) que los campos electromagnéticos de diversas frecuencia, transmiten información biológica entre las diferentes partes componentes del cuerpo humano y animal. Se asume la existencia de algún tipo de intercomunicación entre los componen celulares dentro de la célula, y entre las distintas células dentro de un organismo multicelular. Los organismos individuales son a su vez, sensibles a los campos electromagnéticos del medio ambiente de manera tal que los campos electromagnéticos pueden interferir directamente en las funciones normales de los organismos. (…)”[ix]

Y que la asociación alemana Kompetenzinitiative zum Schutz von Mensch, Umwelt und Demokratie  publicó en noviembre de 2007 el libro “Los efectos de la telefonía móvil y de los sistemas de comunicación sin cable” con  los estudios del científico  Ulrich Warnke ,  quien además de confirmar la hipótesis antes expuesta, detalla desde ese punto como la contaminación electromagnética está afectando seriamente al medioambiente, la salud humana y el comportamiento de ciertos animales, detallando uno de suma importancia pues la mayoría de los frutos dependen de su existencia: “Los animales que dependen de los campos eléctricos, magnéticos y electromagnéticos naturales para su orientación y navegación en la atmósfera de la tierra se desorientan por los campos artificiales creados por la tecnología, mucho más fuertes y constantemente cambiantes, y no pueden regresar de vuelta a su entorno vital.

La mayoría del las personas probablemente ignoran esto, pero afecta, entre otras, a una de las especies de insectos más importantes: las abejas”[x]

  1. Las recomendaciones de la Conferencia de Salzburgo del 7 y 8 de junio de 2000.
  2. Los últimos estudios del equipo del Dr. Lennart Hardell.
  3. El llamamiento de 206 científicos a la OMS (11 de mayo de 2015)  pidiendo se tomen medidas urgentes para proteger a la población contra las Radiofrecuencias dado que las directivas actuales no son aptas.

Se concluye que es lícito y urgente aplicar el principio Precautorio, aplicando medidas como la promulgación de la Ordenanza que aquí se fundamenta.

 Fundamentos de los efectos  para  la salud y el medioambiente

Los limites adoptados por muchas de las legislaciones actuales frente a la exposición a ondas de radio, parten del postulado de que el único resultado de la interacción entre estas y los sistemas biológicos consiste en un incremento de la temperatura; y consideran que dicho incremento es perjudicial cuando el organismo no puede compensarlo por mecanismos fisiológicos. Se relacionaron efectos perjudiciales con un incremento en la temperatura mayor a 1 ºC, lo que, considerando factores de seguridad, permitiría una exposición poblacional a densidades de potencia de entre 2 y 10 W/m2 para frecuencias comprendidas en el rango de 400 a 2000 MHz. Esto establece una potencia de transmisión límite mucho más alta que la utilizada por los equipos actuales, por lo que desde una perspectiva práctica, la regulación usualmente no constituye ningún requerimiento para las empresas de telefonía, a excepción de la restricción del acceso a la inmediata cercanía de las antenas.

Cientos de trabajos científicos han demostrado, con el transcurso del tiempo, que la concepción de seguridad anteriormente expuesta dista de ser correcta. Diversos equipos de investigación independientes entre sí y, financieramente, de empresas de comunicación, hallaron relaciones claras entre exposiciones a densidades de potencia menores (en distintas magnitudes) a las máximas permitidas, y alteraciones en sistemas biológicos, tanto en organismos como en modelos in vitro.

Se han encontrado cambios en la expresión de determinados genes y, consecuentemente, en la síntesis de las proteínas que codifican[xi],[xii],[xiii],[xiv] representando un efecto lesivo de la exposición a ondas de radiofrecuencia para los organismos; así como efectos histopatológicos[xv],[xvi],[xvii],[xviii],[xix],[xx],[xxi],[xxii], daños al ADN nuclear y mitocondrial[xxiii],[xxiv], inducción de marcadores de estrés fisiológico en humanos[xxv], alteraciones neurológicas en humanos y animales[xxvi],[xxvii],[xxviii],[xxix], cambios en la permeabilidad de membranas y epitelios[xxx],19 , alteraciones en el sistema inmune[xxxi],[xxxii] y, lo que resulta muy preocupante, relaciones entre la exposición a ondas de radiofrecuencia empleadas en comunicaciones y el incremento en la incidencia de tumores en humanos y animales[xxxiii],[xxxiv],[xxxv]. Cabe destacar que el Dr. Rapacholi, citado por los grupos que niegan los efectos no térmicos, es autor de un estudio del año 1997 36, que arrojó como resultado un aumento en la incidencia de linfomas en ratas expuestas a  radiofrecuencias dentro de los límites considerados seguros.

El mecanismo por el cual determinados agentes químicos o físicos inducen carcinogénesis no siempre es bien conocido, sin embargo, es la evidencia acumulada lo que lleva a clasificarlos como productores de cáncer en humanos y/o animales. Por esto, no es válido argumentar que no se puede demostrar la presunta carcinogenicidad de las ondas de radio (a intensidades de potencia permitidas) solo porque no se conoce el mecanismo que induce la formación de tumores. Lo mismo ocurre con los demás efectos lesivos que se han descripto.

Muchos trabajos han logrado aproximarse a explicaciones mecanicistas 24,25,30,[xxxvi],[xxxvii] de los daños antes descriptos, lo que junto con la acumulación continua de evidencia del tipo exposición-efecto, hace que el curso de las investigaciones vaya, objetivamente, hacia disipar toda duda sobre la relación entre la exposición y el daño.

La evidencia científica exige, al menos, considerar a las ondas de radiofrecuencia como posibles cancerígenos para humanos, tal como lo hizo la IARC (Agencia Internacional de Investigación en Cáncer), organismo dependiente de la OMS, al clasificarlas en el grupo 2B (agentes posiblemente carcinogénicos), el 31 de mayo del 2011. Si bien esta clasificación se centró especialmente en las intensidades y tiempos de exposición relativos al uso del teléfono celular, las mismas intensidades y tiempos mayores pueden darse con toda probabilidad en áreas de exposición poblacional  cercanas a las antenas de transmisión, ya que están por debajo de los valores máximos permitidos.

En la Provincia de Buenos Aires, la legislación que regula los límites de exposición a radiofrecuencias comprendidas entre 100 KHz y 300 GHz es la Resolución OPDS 144/07, ésta, en su Artículo 1º adopta el “Estándar Nacional de Seguridad aprobado por la Resolución M.S. y A.S. Nº 202/95 y el Manual del Ministerio de Salud y Acción Social de la Nación”.

La Resolución 202/95 aprueba, en su artículo 1º el Estándar Nacional de Seguridad para la exposición a radiofrecuencias comprendidas entre 100 KHz y 300GHz, conforme lo establecido en el “Manual de estándares de seguridad para exposición a radiofrecuencias comprendidas entre 100 KHz y 300 GHz”[xxxviii] y “Radiación de radiofrecuencias: consideraciones biofísicas, biomédicas y criterios para el establecimiento de estándares de exposición” Volúmenes I y II.[xxxix]

En síntesis, nuestras normativas se basan todas en los referidos manuales, publicados en 1988, los cuales corresponden a investigaciones realizadas en el período 1972/1987, las que si bien son en base a radiaciones no ionizantes, no tienen en cuenta las características técnicas de los equipos de transmisión usados en telefonía celular, dado que en Argentina el primer teléfono celular ingresó en 1989.

Las investigaciones referidas en dichos manuales y que dieron por resultado los estándares de seguridad a los que aún hoy se atiene la legislación argentina no solo no pueden tener en cuenta el impacto de la tecnología celular, si no que desconocen, por ser anteriores, los estudios que confirman los efectos lesivos sobre sistemas biológicos a los límites considerados seguros.

De hecho, ambos manuales, en la Síntesis (pág. 6) reconocen la necesaria actualización de las investigaciones:

“Todas las guías o estándares son por su naturaleza, evolucionarías, puesto que están basadas en el conocimiento existente en el momento de su confección.

Las revisiones y refinamientos ocurren a medida que el conocimiento se amplía.

Las perspectivas de revisiones futuras de estas guías o estándares son considerables.”

E incluso, el Manual de Radiación de Radiofrecuencias, parte I, en la página 14, deja bien en claro que:

“No obstante el progreso alcanzado en los últimos años, aún es necesario realizar nuevas investigaciones sobre efectos biológicos de la radiación de RF-MO para lograr una mayor comprensión dé los mecanismos de interacción y de las consecuencias para la salud humana. Es conveniente efectuar un enfoque interdisciplinario y formular en forma definida y competente los interrogantes más importantes. Es necesario realizar más estudios sobre las siguientes áreas en particular:

  1. Efectos biológicos y psicológicos de exposiciones crónicas de nivel bajo (menor que 10 mW/cm2) en los sistemas neuroendócrino y nervioso. Esto debería incluir la evaluación del estrés térmico de largo plazo producido por calentamiento rápido y no uniforme de varias partes del cuerpo, aún a niveles relativamente bajos.
  2. Determinación del valor de los datos de animales para predecir la respuesta humana.
  3. Estudios de la permeabilidad de la barrera sangre – cerebro.
  4. Interacción de campos de RF-MO con membranas incluyendo efectos de frecuencia modulada.
  5. Efectos de la exposición en los componentes de la sangre, teniendo en cuenta las contradicciones en resultados informados (por ejemplo, linfocitos)
  6. Efectos de la exposición a radiación de ondas milimétricas.
  7. Dosimetría de exposiciones en campo cercano y de radiación múltiple.
  8. Métodos de medición e instrumentación para mediciones en materiales biológicos in vivo durante la exposición, especialmente con el fin de obtener datos de dosimetría esenciales.”

Efectivamente, al menos algunos de estos estudios sugeridos,  se han realizado (en el extranjero)  con el tiempo, y aquí los hemos citado precisamente como prueba de que las emisiones en cuestión  son dañinas aún en los niveles permitidos; sin embargo, a pesar de que estos manuales reclaman con sus propias palabras una actualización urgente y previenen la posibilidad de errores por desconocimiento, 23 años después continúan siendo la referencia inmutable y actual en Argentina.

La Conferencia Internacional sobre la ubicación de antenas para móviles; Ciencia aplicada y Salud pública, reunida en Salzburgo el 7 y 8 de junio de 2000, firmada por reconocidos científicos internacionales, recomienda  que:

“Actualmente la evaluación de los efectos biológicos de la exposición a la emisión de las antenas dentro de la gama de baja dosis de radiación, es difícil pero indispensable para la protección de la salud pública.”

Y establece un límite:  “Para la protección preventiva de la salud pública , el nivel de referencia preliminar para la suma total de exposiciones  causadas por servicios de campos electromagnéticos modulados de alta frecuencia tales como estaciones base de GSM (antenas de telefonía) se recomienda un nivel de  1 milivatio/m2 (0,1 microvatios/cm2).

En esta Conferencia (de la cual se adjunta copia del resumen de las actas) fueron presentados numerosos trabajos que prueban los efectos biológicos perjudiciales  por debajo de los niveles recomendados por la OMS y la ICNIRP de una SAR de 4 W / kg y 0,08 W / kg .

Vale destacar que inmediatamente varios países, a veces municipios, bajaron sus niveles permitidos.

En el 2013, El equipo del Dr. Lennart Hardell, el mismo cuyos estudios anteriores sirvieronde  fundamento para que la IARC coloque en el 2011 a las radiofrecuencias en la categoría 2B (posibles cancerígenos) llegó a la conclusión como resultado de  nuevos trabajos de que:  según el preámbulo de la IARC, LA CLASIFICACIÓN PARA RF-EMF DEBE SER “GRUPO 1”, ES DECIR, «EL AGENTE ES CANCERÍGENO PARA LOS SERES HUMANOS», y declaró la urgente revisión de las actuales directrices necesarias en la exposición. LOS LÍMITES ACTUALES DE SEGURIDAD Y NIVELES DE REFERENCIA NO SON ADECUADOS PARA PROTEGER LA SALUD PÚBLICA. SE NECESITAN NUEVAS NORMAS Y LÍMITES EN SALUD PÚBLICA” 43

En la ciudad de La Plata hay casos puntuales en que vecinos se vienen preocupando por el incremento de casos de cáncer, siempre cercanos al sitio dónde se halla implantada alguna antena. Cómo ejemplo tomamos la instalada desde hace veinte años en 58 entre 27 y 28. Pues en esa zona, en un área de 300 metros,  se sabe, y sin mediar ninguna investigación que podría ampliar los datos,  de al menos cinco muertes (por cáncer) de niños que asistían a un colegio cercano (dónde además hay actualmente un pequeño luchando contra tres tumores), un adolescente y varios adultos entre enfermos  y fallecidos. ¿Qué ocurre en ese lugar? No podemos asegurarlo,  y averiguarlo  tal vez exceda las posibilidades del municipio, pero sí corresponde estar avisados que algo pasa y tomar medidas precautorias para proteger a toda la población del Partido de La Plata.

Para completar esta fundamentación se adjuntan los 27  trabajos científicos citados  (cuya lectura es imprescindible para comprender los alcances de este problema), consulta monitoreo electrónico de las localidades de Luján y Lomas de Zamora, el resumen de las actas de la Conferencia de Salzburgo[xl] y la resolución de la IARC del 31 de mayo de 2011[xli], el Llamamiento Mundial de 206 científicos a la OMS42 y el Estudio del Dr. Lennart Hardell 43 .

[i] Constitución de la Provincia de Buenos Aires. 192.3

[ii] Ley Orgánica de las Municipalidades. Capítulo II. Artículos 24 y 25

[iii] Ley Orgánica de las Municipalidades. ARTICULO 27°: (Texto según Dec-Ley 9117/78) Inciso 17.

[iv] Ley 25.675. Principios de la política ambiental. Artículo 4º.

[v] Néstor Cafferatta. El principio precautorio. Gaceta Ecológica. (2004) Pág. 4.

[vi] El término operativas fue observado al promulgarse la Ley.

[vii] Ley General del Ambiente 25.675. Artículo 2º inciso b.

[viii] Ley General del Ambiente 25.675. Artículo 4º

[ix] La Resolución 202/95 aprueba, en su artículo 1º el Estándar Nacional de Seguridad para la exposición a radiofrecuencias comprendidas entre 100 KHz y 300GHz, conforme lo establecido en el “Manual de estándares de seguridad para exposición a radiofrecuencias comprendidas entre 100 KHz y 300 GHz” y “Radiación de radiofrecuencias: consideraciones biofísicas, biomédicas y criterios para el establecimiento de estándares de exposición” Volúmenes I y II. Aquí se asienta toda la reglamentación nacional y provincial al respecto.

[x]  Para bajar el libro en forma gratuita: www.avaate.org o  www.competence-initiative.net 

[xi] Tian-Yong Zhao, Shi-Ping Zhou, Pamela E. Knapp. Exposure to cell phone radiation up-regulates apoptosis genes in primary cultures of neurons and astrocytes. Neuroscience Letters 412 (2007) 34–38.

[xii]  M. Carballo-Quintás, I. Martínez-Silva , C. Cadarso-Suárez,  M. Álvarez-Figueiras ,

F.J. Ares-Pena, E. López-Martín. A study of neurotoxic biomarkers, c-fos and GFAP after acute exposureto GSM radiation at 900 MHz in the picrotoxin model of rat brains. NeuroToxicology 32 (2011) 478–494.

[xiii] K. Fritze, C. Wiessner, N. Kuster, C. Sommer, P. Gass, D. M. Hermann, M. Kiessling, K.-A. Hossmann. Effect of global system for mobile communication microwave exposure on the genomic response of the rat brain.  Neuroscience 81 (1997), No. 3, 627–639.

[xiv] Dhiraj Maskey, Minsoo Kim, Bijay Aryal, Jonu Pradhan, In-Young Choi, Ki-Sup Park, Taeho Son, Sae-Yong Hong, Seok Bae Kim, Hyung Gun Kim, Myeung Ju Kim. Effect of 835 MHz radiofrequency radiation exposure on calcium binding proteins in the hippocampus of the mouse brain. Brain Research 1313 (2010) 232–241.

[xv] Mohamed Ammari, Elsa Brillaud, Christelle Gamez, Anthony Lecomte,

Mohsen Sakly, Hafedh Abdelmelek, René de Seze. Effect of a chronic GSM 900 MHz exposure on glia in the rat brain. Biomedicine & Pharmacotherapy 62 (2008) 273-281.

[xvi] Gustav Grafström, Henrietta Nittby, Arne Brun, Lars Malmgren, Bertil R.R. Persson, Leif G. Salford, Jacob Eberhardt. Histopathological examinations of rat brains after long-term exposure to GSM-900 mobile phone radiation. Brain Research Bulletin 77 (2008) 257–263.

[xvii] Dhiraj Maskey, Jonu Pradhan, Bijay Aryal, Chang-Min Lee, In-Young Choi,

Ki-Sup Park, Seok Bae Kim, Hyung Gun Kim, Myeung Ju Kim. Chronic 835-MHz radiofrequency exposure to mice hippocampus alters the distribution of calbindin and

GFAP immunoreactivity. Brain  Research 1346 (2010) 237–246.

[xviii] Evangelia D. Chavdoula, Dimitris J. Panagopoulos, Lukas H. Margaritis. Comparison of biological effects between continuous and intermittent exposure to GSM-900-MHz mobile phone radiation: Detection of apoptotic cell-death features. Mutation Research 700 (2010) 51–61.

[xix] Shujun Xu, Wei Ning, Zhengping Xu, Suya Zhou, Huai Chiang, Jianhong Luo. Chronic exposure to GSM 1800-MHz microwaves reduces excitatory synaptic activity in cultured hippocampal neurons. Neuroscience Letters 398 (2006) 253–257.

[xx] Orhan Bas, Ersan Odaci, Suleyman Kaplan, Niyazi Acer, Kagan Ucok, Serdar olakoglu.  900 MHz electromagnetic field exposure affects qualitative and quantitative features of hippocampal pyramidal cells in the adult female rat. Brain Research 1265 (2009 ) 178– 185.

[xxi] Osman Fikret Sonmez, Ersan Odaci, Orhan Bas, Süleyman Kaplan. Purkinje cell number decreases in the adult female rat cerebellum following exposure to 900 MHz

electromagnetic field. Brain Research 1356 ( 2010 ) 95–101.

[xxii] Giovanna Del Vecchio, Alessandro Giuliani, Mercedes Fernandez, Pietro Mesirca,

Ferdinando Bersani, Rosanna Pinto, Lucia Ardoino, Giorgio A. Lovisolo,

Luciana Giardino, Laura Calzà. Continuous exposure to 900MHz GSM-modulated EMF alters morphological maturation of neural cells. Neuroscience Letters 455 (2009) 173–177.

[xxiii] Shangcheng Xu, Zhou Zhou, Lei Zhang, Zhengping Yu, Wei Zhang, Yuan Wang,

XubuWang, Maoquan Li, Yang Chen, Chunhai Chen, Mindi He, Guangbin Zhang, Min Zhong. Exposure to 1800 MHz radiofrequency radiation induces oxidative damage to mitochondrial DNA in primary cultured neurons. Brain Research 1311 (2010) 189–196.

[xxiv] Agata Campisi, Marisa Gulino, Rosaria Acquaviva, Paolo Bellia, Giuseppina Raciti,

Rosaria Grasso, Francesco Musumeci, Angelo Vanella, Antonio Triglia. Reactive oxygen species levels and DNA fragmentation on astrocytes in primary culture after acute exposure to low intensity microwave electromagnetic field. Neuroscience Letters 473 (2010) 52–55.

[xxv] Christoph  Augner, Gerhard W. Hacker, Gerd Oberfeld, Matthias Florian, Wolfgang Hitzl, Jölg Hutter, Gernot Pauser. Effects of Exposure to GSM Mobile Phone Base Station Signals on Salivary Cortisol, Alpha-Amylase, and Immunoglobulin A1. Biomedical and Environmental Sciences 23, 199-207 (2010)

[xxvi] G. Abdel-Rassoul, O. Abou El-Fateh, M. Abou Salem, A. Michael,

  1. Farahat, M. El-Batanouny, E. Salem. Neurobehavioral effects among inhabitants around mobile phone base stations. NeuroToxicology 28 (2007) 434–440.

[xxvii] A.F. Fragopoulou, P. Miltiadous, A. Stamatakis, F. Stylianopoulou,

S.L. Koussoulakos, L.H. Margaritis. Whole body exposure with GSM 900MHz affects spatial memory in mice. Pathophysiology 17 (2010) 179–187.

[xxviii] M.P. Ntzouni, A. Stamatakis, F. Stylianopoulou, L.H. Margaritis. Short-term memory in mice is affected by mobile phone radiation.  Pathophysiology 18 (2011) 193–199.

[xxix] Henry Lai. Interaction of microwaves and a temporally incoherent magnetic field on spatial learning in the rat. Physiology & Behavior 82 (2004) 785–789.

[xxx] Henrietta Nittby, Arne Brun, Jacob Eberhardt, Lars Malmgren,

Bertil R.R. Persson, Leif G. Salford. Increased blood–brain barrier permeability in mammalian brain 7 days after exposure to the radiation from a GSM-900 mobile phone. Pathophysiology 16 (2009) 103–112.

[xxxi] Olle Johansson. Disturbance of the immune system by electromagnetic fields—A

potentially underlying cause for cellular damage and tissue repair reduction which could lead to disease and impairment. Pathophysiology 16 (2009) 157–177.

[xxxii] Paolo Boscolo, Antonio Bergamaschi, Maria Bernadette Di Sciascio,

Franco Benvenuti, Marcella Reale, Fabio Di Stefano, Pio Conti,

Mario Di Gioacchino. Effects of low frequency electromagnetic fields on expression of lymphocyte subsets and production of cytokines of men and women employed in a museum. The Science of the Total Environment 270 (2001) 13-20.

[xxxiii] I. Calvente, M.F. Fernandez, J. Villalba, N. Olea, M.I. Nuñez. Exposure to electromagnetic fields (non-ionizing radiation) and its relationship with childhood leukemia: A systematic review. Science of the Total Environment 408 (2010) 3062–3069.

[xxxiv] Repacholi MH, Basten A, Gebski V, Noonan D, Finnie J, Harris AW. Lymphomas in E_-Pim1 transgenic mice exposed to pulsed 900MHz electromagnetic fields. Radiat Res 40 (1997) 147-631

[xxxv] Horst Eger, Klaus Uwe Hagen, Birgitt Lucas, Peter Vogel, Helmut Voit. The Influence of Being Physically Near to a Cell Phone Transmission Mast on the Incidence of Cancer. Umwelt·Medizin·Gesellschaft 17,4 (2004).

[xxxvi] Mohsen M. Mady, Mousa A. Allam. The influence of low power microwave on the

properties of DPPC vesicles. To appear in Physica Medica, Accepted 23 February 2011.

[xxxvii] Amerigo Beneduci, Luigi Filippelli, Katia Cosentino, Maria L. Calabrese,

Rita Massa, Giuseppe Chidichimo. Microwave induced shift of the main phase transition in phosphatidylcholine membranas. To appear in Bioelectrochemistry, Accepted 6 October 2011.

[xxxviii] http://www.cnc.gov.ar/normativa/sc0202_95AI.pdf

[xxxix] http://www.cnc.gov.ar/normativa/sc0202_95AII.pdf

[xl] International Conference on Cell Tower Siting. Salzburg, Austria, June 7/8, 2000.

[xli] IARC Classifies Radiofrequency Electromagnetic Fields as Possibly Carcinogenic Humans. Mayo 2011. 42 https://emfscientist.org/

43 Hardell L, Carlberg M. Using the Hill viewpoints from 1965 for evaluating strengths of evidence of the risk for braintumors associated with use of mobile and cordless phones.  Rev Environ Health 2013;38:97-106.