En un período de 7 días recibimos reclamos sobre el Sistema de Transporte Urbano e Interurbano en la ciudad.

El 50,28% esperó más de 30 minutos, el 36,16% esperó entre 15 y 30 minutos. 6,21% el micro pasó pero no paró, 4,52% esperó menos de 15 minutos, 2,82% el micro no pasó.

El 55,62% de los reclamos fueron efectuados en el casco urbano, siendo la zona del microcentro dónde se dieron la mayoría de los reclamos por más de 30 minutos de espera.
Un 13,02% de los reclamos corresponden a la zona de Villa Elisa, City Bell, Gonnet, Hernández, Gorina, Ringuelet y Tolosa;
el 14,20% a Altos de San Lorenzo y Villa Elvira;
y el 17,16% a la zona de San Carlos, Romero y Los Hornos.
La línea que más reclamos recibió fue la SUR con el 21,57%, seguido por la OESTE con 11,76%, ESTE y 273 con 9,31%, línea 307 con 8,82%, NORTE y 506 con 8,33%.

Quien no tiene auto es víctima del abandono por parte del estado al no controlar que las empresas cumplan con sus contratos y brinden un servicio eficiente y seguro. Y si para hacer un recorrido que en auto demora 40 minutos hay que estar el mismo tiempo esperando el transporte, quien tiene la posibilidad opta por moverse en su auto particular, generando más congestión en un tránsito que está colapsado.

La reforma integral del tránsito y transporte en la ciudad no puede demorar más tiempo, hay que convocar a todos los actores (colegios de ingenieros, de arquitectos, empresas, gremios, entidades vecinales, legisladores, universidades) para rediseñar y proyectar el transporte y la movilidad urbana de cara al siglo 21. Recuperando el ferrocarril provincial e integrándolo al sistema, ampliando el tren universitario, y conectando la ciudad a través de sendas verdes para desplazarse de manera segura y saludable.

Para resolver el problema del tránsito, primero debemos contar con un Sistema de Transporte Público de pasajeros MODERNO, EFICIENTE, SEGURO, NO CONTAMINANTE y AL ALCANCE DE TODOS.

El trazado fundacional de la ciudad, las nuevas tecnologías y el acceso al crédito de organismos internacionales hacen posible desarrollar un Nuevo Sistema de transporte que deberá tener en cuenta el crecimiento de la ciudad, el municipio y la región. En 2040 sólo el municipio de La Plata tendrá 920.000 habitantes, por lo que el nuevo sistema debe estar enmarcado en un Plan Integral de Desarrollo.

El transporte necesita un cambio profundo y a largo plazo, pero también necesita soluciones inmediatas.
Todos los barrios tienen que contar con un servicio regular de transporte, que los mismos estén conectados con trasbordo en una misma tarifa, que los horarios se respeten y que los servicios, en tiempos de aplicaciones móviles, puedan ser consultados y calificados, con lo cual el municipio podría contar con un mapeo constante de parte de los usuarios sobre el servicio en general y actuar en consecuencia.

UN SISTEMA EFICIENTE DE TRANSPORTE PÚBLICO ORDENA EL TRÁNSITO, PERMITE EL USO DE OTROS MEDIOS DE MOVILIDAD Y GARANTIZA EL ANDAR SEGURO DE LOS PEATONES.

Mapa realizado a partir de los datos aportados