La Plata, diciembre de 2016

EL CONCEJO DELIBERANTE EN USO DE LAS FACULTADES EMERGENTES DE LA LEY ORGÁNICA DE LAS MUNICIPALIDADES
SANCIONA EL SIGUIENTE PROYECTO DE:

R E S O L U C I Ó N

Artículo 1º: Autorizase al grupo de ciclo turismo La Loma a colocar un monumento al ciclista.

Artículo 2º: El monumento mencionado en el Articulo precedente será donado por el Grupo La Loma y será emplazado en la rambla de 44 y 31.

Artículo 3º: El monumento será de hierro y tendrá una altura de 1,5m.

Artículo 4º: El grupo de ciclo turismo La Loma será encargado del mantenimiento y cuidado del monumento.

Artículo 5º: Dese intervención a las Direcciones de Planeamiento y de Espacios Verdes y Arbolado Publico a los efectos del cumplimentar la presente.

Artículo 6º: De forma.

F U N D A M E N T O S

Solo hay una cosa que a los amantes del ciclismo les duele en el alma: el robo de su bicicleta. Y así comenzó todo, en el 2001, cuando a Luis Vázquez, fundador y coordinador del Grupo La Loma, le robaron la bicicleta. Como todo apasionado por la bici, no tardó en adquirir una nueva y como revancha, decidió juntarse con otras personas para recorrer los caminos aledaños a La Plata.

Luego se sumaron otros ciclistas amateurs y las actividades se desarrollaron cada vez más, a tal punto que actualmente se hacen salidas todos los fines de semana con campamentos y travesías incluidas.

¿Por qué “Grupo La Loma”? Porque originalmente, los integrantes del grupo eran del barrio platense La Loma, extendiéndose en la actualidad de 50 a 100 o más participantes por salida, provenientes de todo el conurbano bonaerense, mayormente zona sur, que participan ya sea de las salidas de los fines de semana como de los debates y comentarios en el grupo en Facebook con casi 3000 integrantes.

El grupo suele rodar por caminos rurales poco transitados, lugares o poblados con pocos habitantes, que sufren el drama del despoblamiento desde el momento en que por allí dejó de circular el tren. Recorremos distancias cortas y medias de entre 40 kms y 110kms. y en las salidas de más de un día, hasta los 200 o más kilómetros.

De esta manera y desde siempre se vienen organizando salidas en bicicleta a lugares como la Isla Paulino, La Balandra, Oliden, Atalaya, Ignacio Correas, Poblet, Ferrari, Chascomús, Magdalena, Reserva El Destino, Punta Indio, Pipinas, Gomez, Brandsen, Buchanan, Bavio, San Vicente, Loma Verde, Domselaar, Ranchos, General Belgrano, Uribelarrea, Roberto J. Payró, Parque Pereyra Iraola, Berisso, Ensenada entre otras localidades.

Y no sólo se remiten a nuestra región y sus zonas aledañas, también hacia el interior de la provincia de Buenos Aires como Tandil, Balcarce o Sierra de la Ventana.

También, desde el 2004, el Grupo ha realizado diversas travesías de mayor envergadura, en el norte de nuestro país recorriendo las provincias de Salta, Jujuy, Tucumán, Catamarca, La Rioja y San Juan y cruzando la Cordillera de los Andes hacia Chile llevando hasta el momento contabilizados más de diez dobles cruces de los andes, por diferentes pasos internacionales y habiéndose declarado en más de una oportunidad como de interés municipal de la localidad que nos albergaba.

Mención especial para las travesías solidarias realizadas hacia la provincia de Salta llevando donaciones a las escuelas rurales cada dos años desde el 2005 a la fecha.

Como en la ciudad de La Plata que suelen hacerse salidas que incluyen la visita de distintos hogares de niños, muchas veces en ocasiones especiales como el día del niño o de reyes, llevando regalos, donaciones y mucho amor de los participantes que incluso, varios de ellos, suelen vestirse, acorde a la circunstancia, de payaso o de rey mago.

El grupo no posee ningún interés económico. Las salidas son entre amigos y compañeros que forman el grupo y entre los que se van sumando y siempre sin costo alguno. No hay vehículo de apoyo ni asistencia externa de ningún tipo. Nos ayudamos solidariamente, porque ese es el sentido de estas salidas grupales: confraternizar, solidarizarnos y divertirnos.

Es importante recalcar que todas esas actividades, en las que el común denominador es la bicicleta, es realizada por integrantes de todas las condiciones sociales, de edad y estados físicos.

De esta manera, el grupo alberga a todo amigo o amiga que desee unirse, representando esto un importante medio de inclusión social.

Tanto es así, que, en muchos de nosotros, esta mística con la que cuenta el grupo, a muchos nos ha cambiado, de alguna u otra manera, nuestra manera de actuar en la sociedad.

Es interesante, mientras uno va pedaleando y se acerca a charlar con quien lo hace por primera vez, comentar los motivos que lo llevaron a unirse al grupo.

Amigos o amigas que por razones de salud, el medico les recomendó la práctica de algún deporte y vienen con ese único objetivo y luego se apasionan con todo lo otro que significa la bicicleta, no solo un instrumento para trasladarse o curarse, sino para integrarse y sentirse mucho mejor con uno mismo y con el otro.

Tenemos casos de compañeros que han hecho cruces de la cordillera luego de haber sufrido tales problemas de salud, motivo que les permitió recuperar su confianza o descubrir el verdadero sentido de su vida, en enriquecedoras experiencias de vida, como lo es un cruce a la cordillera.

Un párrafo aparte lo constituye el grupo “La Lomita”… cuyo objetivo es permitir que desde los primeros años los chicos vayan descubriendo el valor de la socialización mediante un juego, como lo es andar en bici.

En tal sentido, es muy gratificante ver cómo se fortalece la relación  padre e hijo, unidos en este mismo ímpetu.

Asi, varios de ellos, que comenzaron como integrantes de “la Lomita” ya con algunos años, pero aún jóvenes, también han logrado cruzar la cordillera en bici.

Un caso muy particular y especial, es cuando Luis asumió la responsabilidad de cruzar la frontera con un menor, con el consentimiento de sus padres, lo cual demuestra el tipo de persona que es, al tomar tamaño nivel de compromiso.

Resumiendo, el verdadero sentido de “la lomita” es ir dejando en quienes vienen tras nuestro, una huella para que la cultura de la bici con amigos y la valoración de la naturaleza y las normas de conducta, no se pierdan, todo lo contrario, que cada vez se vayan perfeccionando más aún.

Por todo lo expuesto es que solicitamos la autorización para construir un monumento que represente todo lo expuesto anteriormente.